Discussion:
(OT) EL CALVARIO DE ANTONIO MARTÍNEZ Dos años sin ver a sus hijas: el otro ‘caso Juana Rivas’
(demasiado antiguo para responder)
Otro
2017-09-01 12:17:58 UTC
Permalink
Raw Message
EL CALVARIO DE ANTONIO MARTÍNEZ
Dos años sin ver a sus hijas: el otro ‘caso Juana Rivas’
Pepe Gª Saavedra
Civilización / 01 Septiembre, 2017

https://gaceta.es/civilizacion/antonio-martinez-hijas-retenidas-rumania-juana-rivas-20170901-0650/

Su caso no copa las portadas como el de Juana Rivas, pero Antonio Martínez,
padre de Rocío y María, relata a La Gaceta el calvario que está atravesando
en estos dos años y una semana que sus pequeñas permanecen retenidas en
Rumanía por su madre.

Antonio Martínez dejó a su pareja y sus dos pequeñas en el aeropuerto de
Valencia hace dos años para coger un vuelo con destino a Rumanía. Las tres
se iban a pasar el verano al país natal de la mujer, Simona Sandu. Tenían
concertadas citas para el médico en septiembre de ese año (2015) -la mayor
de ellas sufre diabetes tipo 1-, estaban escolarizadas y tenían comprados
los libros de texto para el curso entrante.

Sin embargo, un día antes de la vuelta, Martínez explica a La Gaceta que
recibió un ‘’whatsapp’’ de su pareja -con la que todavía mantenía una
relación- diciéndole que no iban a volver a España: ‘’me dijo que no
volverían, que ella las había parido y que no las vería nunca más’’. Ese día
comenzaba la peor pesadilla de este empresario murciano.

Hasta la fecha Martínez cuenta con el respaldo judicial tanto en España como
en Rumanía. Aquí los tribunales sentenciaron que la sustracción de las
menores fue ilícita, una resolución que no es vinculante para el país del
Este. Además de la vía civil, sus abogados comenzaron otro procedimiento por
la vía penal por el que se ordenó una comisión rogatoria para que la rumana
declarase (la primera vista de esta segunda pieza está fijada para este mes
de octubre).

En Rumanía, según relata el letrado del denunciante a este diario, el
tribunal de apelación les ha dado la razón y ha obligado a la madre a traer
de vuelta a las niñas a su país. La decisión está pendiente de ejecución
pero, a diferencia de lo que ocurre en España, la Justicia rumana presenta
ciertas peculiaridades.

¿Por qué no regresan las niñas a su país?

Los tribunales le han dado la razón y aun así todavía no tiene a sus hijas.
¿Por qué? Rumanía ha suscrito el Convenio de la Haya, el mismo por el que
Juana Rivas ha tenido que devolver a sus hijos a su exmarido Francesco
Arcuri. Sin embargo, Rumanía se guarda una reserva por la que puede no
ejecutar la restitución. Mientras en España es obligatorio cumplir la
sentencia, allí, según explica el abogado de Martínez –Ernesto Moreno-, la
ejecución puede ser paralizada apelando al interés del menor.



Se abre entonces un nuevo procedimiento en el que se evalúa a los niños y si
es idóneo o no que regresen a su país de origen. Según el letrado, esto ya
se dirimió en los juzgados cuando se le dió la razón en apelación a
Martínez. Denuncia que se trata de una práctica habitual, de la que son
conscientes las autoridades españolas, por las que ‘’se protege al nacional
sin cumplir las normas internacionales’’.

‘’A través de la Comisión Europea vamos a intentar que se tomen medidas
porque el caso de Antonio no es aislado. Tenemos un correo de la embajada
española en Rumanía en el que lamenta la situación y asegura que es algo
generalizado’’, comenta e. abogado.

Moreno, además, recuerda que todo esto debe dirimirse en los juzgados
españoles, al gozar las pequeñas de esta nacionalidad y al haber sido
nuestro país el escenario de la sustracción.

El calvario de Antonio

Desde el pasado mes de abril, cuando el Tribunal de apelación rumano le dio
la razón, Antonio Martínez espera volver a abrazar a sus hijas. El murciano
relata a este diario que hace unos días viajó hasta Rumanía al recibir una
notificación que, por lo que entendió, le comunicaba que le iban a devolver
a sus hijas. Resalta su abogado que todo tiene que ser traducido del rumano,
de ahí la lentitud del proceso y las confusiones que se pueden generar.



Es lo que le ocurrió a su cliente. Al llegar a Rumanía, según el relato de
este padre, se encontró al ejecutor -enviado por el juzgado para certificar
la efectiva restitución-, a la madre con las niñas, a varios periodistas y a
‘’unos gorilas’’. Asegura que, tras una breve conversación con su expareja,
el ejecutor decidió que las pequeñas no podían volver a España y que, al
llamar a la Policía, aparecieron varios hombres de apariencia extraña. ‘’Temí
por mi vida y salí de allí pitando. No me dejaron abrazar ni hablar con mis
niñas’’, subraya. Esta es una de las imágenes de ese viaje, el que realizó
con todas sus esperanzas y que finalmente no resultó satisfactorio



El día tres de abril de 2017 está tatuado en su memoria. Es la fecha en la
que la Justicia rumana le dio la razón y el momento exacto en el que la
actitud de las pequeñas hacia él cambió radicalmente. ‘’Hasta el día en el
que le dijeron que tenía que entregar a las niñas, hasta ese día, las niñas
hablaban conmigo de venir a España, me decían que me querían. A partir de
ahí, me dicen que estoy loco, que no quieren verme. Están manipuladas por su
madre’’, denuncia.

Los mensajes intercambiados con Rajoy

Juana Rivas ha copado las portadas y tertulias televisivas durante este
verano. La Justicia ha ordenado la restitución de sus hijos a Francesco
Arcuri y ya han vuelto con su padre a Italia. Esto es lo que debería ocurrir
con Antonio Martínez que, a diferencia del italiano, no tiene ninguna
condena por violencia doméstica ni denuncia alguna interpuesta en su contra.

Martínez acude a este medio como medida desesperada. Asegura que ha pasado
por problemas médicos y que el drama que atraviesa le ‘’va a costar la vida’’.
Ha llamado a la puerta de diplomáticos, ministros y hasta del presidente del
Gobierno.

Precisamente con el equipo de Mariano Rajoy ha mantenido conversaciones a
través de la cuenta personal del presidente en Twitter.

4 ene. 2016
Antonio mártinez @Antoniomrtinez4
@marianorajoy Auxilio secuestro de mis dos hijas SOS la mayor de 6 añicos
tiene glucemia tipo uno aki tiene sus médicos sus dentistas SOS
Seguir
Mariano Rajoy Brey ✔ @marianorajoy
@Antoniomrtinez4, te leemos. Si te parece, tratamos este asunto por mensaje
privado. Saludos
19:51 - 4 ene. 2016
6 6 respuestas 13 13 Retweets 14 14 me gusta
Información y privacidad de Twitter Ads
A partir de ese tuit comenzó una relación de comunicación con el equipo del
presidente del PP, que le ha animado a no desesperar pero que hasta la fecha
no ha tomado cartas en el asunto. Hay dos menores españolas en Rumanía
sustraídas por su madre y Rajoy se limita a pedirle paciencia.

En el último mensaje intercambiado, hace tres meses, le preguntan sobre ‘’cómo
ha evolucionado la situación de sus hijos en estos días. Quedamos a la
espera’’.

A la espera está Antonio de volver a reunirse con sus pequeñas Rocío y
María. En un grito desesperado, este padre quiere enviarle un mensaje a
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España:

‘’Le pido que se ponga la mano en el corazón, que él es padre también y a mí
me han quitado dos niñas pequeñas. Él me dijo que me esperara a que la
Justicia actuase. Ya me he esperado, tres sentencias. ¿Qué más quiere?’’.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como
tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a
contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida
con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es
fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos
postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos
ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes
a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras,
infórmate aquí. http://gaceta.es/hacer-una-donacion/
GRUÑhONdaCBR
2017-09-01 16:26:49 UTC
Permalink
Raw Message
en artículo expuesto en la ñus por Gruñón en su peazo Pogüermá dijo con su
Post by Otro
EL CALVARIO DE ANTONIO MARTÍNEZ
Dos años sin ver a sus hijas: el otro ‘caso Juana Rivas’
Pepe Gª Saavedra
Civilización / 01 Septiembre, 2017
https://gaceta.es/civilizacion/antonio-martinez-hijas-retenidas-rumania-juana-
rivas-20170901-0650/
Su caso no copa las portadas como el de Juana Rivas, pero Antonio Martínez,
padre de Rocío y María, relata a La Gaceta el calvario que está atravesando
en estos dos años y una semana que sus pequeñas permanecen retenidas en
Rumanía por su madre.
Antonio Martínez dejó a su pareja y sus dos pequeñas en el aeropuerto de
Valencia hace dos años para coger un vuelo con destino a Rumanía. Las tres
se iban a pasar el verano al país natal de la mujer, Simona Sandu. Tenían
concertadas citas para el médico en septiembre de ese año (2015) -la mayor
de ellas sufre diabetes tipo 1-, estaban escolarizadas y tenían comprados
los libros de texto para el curso entrante.
Sin embargo, un día antes de la vuelta, Martínez explica a La Gaceta que
recibió un ‘’whatsapp’’ de su pareja -con la que todavía mantenía una
relación- diciéndole que no iban a volver a España: ‘’me dijo que no
volverían, que ella las había parido y que no las vería nunca más’’. Ese día
comenzaba la peor pesadilla de este empresario murciano.
Hasta la fecha Martínez cuenta con el respaldo judicial tanto en España como
en Rumanía. Aquí los tribunales sentenciaron que la sustracción de las
menores fue ilícita, una resolución que no es vinculante para el país del
Este. Además de la vía civil, sus abogados comenzaron otro procedimiento por
la vía penal por el que se ordenó una comisión rogatoria para que la rumana
declarase (la primera vista de esta segunda pieza está fijada para este mes
de octubre).
En Rumanía, según relata el letrado del denunciante a este diario, el
tribunal de apelación les ha dado la razón y ha obligado a la madre a traer
de vuelta a las niñas a su país. La decisión está pendiente de ejecución
pero, a diferencia de lo que ocurre en España, la Justicia rumana presenta
ciertas peculiaridades.
¿Por qué no regresan las niñas a su país?
Los tribunales le han dado la razón y aun así todavía no tiene a sus hijas.
¿Por qué? Rumanía ha suscrito el Convenio de la Haya, el mismo por el que
Juana Rivas ha tenido que devolver a sus hijos a su exmarido Francesco
Arcuri. Sin embargo, Rumanía se guarda una reserva por la que puede no
ejecutar la restitución. Mientras en España es obligatorio cumplir la
sentencia, allí, según explica el abogado de Martínez –Ernesto Moreno-, la
ejecución puede ser paralizada apelando al interés del menor.
Se abre entonces un nuevo procedimiento en el que se evalúa a los niños y si
es idóneo o no que regresen a su país de origen. Según el letrado, esto ya
se dirimió en los juzgados cuando se le dió la razón en apelación a
Martínez. Denuncia que se trata de una práctica habitual, de la que son
conscientes las autoridades españolas, por las que ‘’se protege al nacional
sin cumplir las normas internacionales’’.
‘’A través de la Comisión Europea vamos a intentar que se tomen medidas
porque el caso de Antonio no es aislado. Tenemos un correo de la embajada
española en Rumanía en el que lamenta la situación y asegura que es algo
generalizado’’, comenta e. abogado.
Moreno, además, recuerda que todo esto debe dirimirse en los juzgados
españoles, al gozar las pequeñas de esta nacionalidad y al haber sido
nuestro país el escenario de la sustracción.
El calvario de Antonio
Desde el pasado mes de abril, cuando el Tribunal de apelación rumano le dio
la razón, Antonio Martínez espera volver a abrazar a sus hijas. El murciano
relata a este diario que hace unos días viajó hasta Rumanía al recibir una
notificación que, por lo que entendió, le comunicaba que le iban a devolver
a sus hijas. Resalta su abogado que todo tiene que ser traducido del rumano,
de ahí la lentitud del proceso y las confusiones que se pueden generar.
Es lo que le ocurrió a su cliente. Al llegar a Rumanía, según el relato de
este padre, se encontró al ejecutor -enviado por el juzgado para certificar
la efectiva restitución-, a la madre con las niñas, a varios periodistas y a
‘’unos gorilas’’. Asegura que, tras una breve conversación con su expareja,
el ejecutor decidió que las pequeñas no podían volver a España y que, al
llamar a la Policía, aparecieron varios hombres de apariencia extraña. ‘’Temí
por mi vida y salí de allí pitando. No me dejaron abrazar ni hablar con mis
niñas’’, subraya. Esta es una de las imágenes de ese viaje, el que realizó
con todas sus esperanzas y que finalmente no resultó satisfactorio
El día tres de abril de 2017 está tatuado en su memoria. Es la fecha en la
que la Justicia rumana le dio la razón y el momento exacto en el que la
actitud de las pequeñas hacia él cambió radicalmente. ‘’Hasta el día en el
que le dijeron que tenía que entregar a las niñas, hasta ese día, las niñas
hablaban conmigo de venir a España, me decían que me querían. A partir de
ahí, me dicen que estoy loco, que no quieren verme. Están manipuladas por su
madre’’, denuncia.
Los mensajes intercambiados con Rajoy
Juana Rivas ha copado las portadas y tertulias televisivas durante este
verano. La Justicia ha ordenado la restitución de sus hijos a Francesco
Arcuri y ya han vuelto con su padre a Italia. Esto es lo que debería ocurrir
con Antonio Martínez que, a diferencia del italiano, no tiene ninguna
condena por violencia doméstica ni denuncia alguna interpuesta en su contra.
Martínez acude a este medio como medida desesperada. Asegura que ha pasado
por problemas médicos y que el drama que atraviesa le ‘’va a costar la vida’’.
Ha llamado a la puerta de diplomáticos, ministros y hasta del presidente del
Gobierno.
Precisamente con el equipo de Mariano Rajoy ha mantenido conversaciones a
través de la cuenta personal del presidente en Twitter.
4 ene. 2016
@marianorajoy Auxilio secuestro de mis dos hijas SOS la mayor de 6 añicos
tiene glucemia tipo uno aki tiene sus médicos sus dentistas SOS
Seguir
@Antoniomrtinez4, te leemos. Si te parece, tratamos este asunto por mensaje
privado. Saludos
19:51 - 4 ene. 2016
6 6 respuestas 13 13 Retweets 14 14 me gusta
Información y privacidad de Twitter Ads
A partir de ese tuit comenzó una relación de comunicación con el equipo del
presidente del PP, que le ha animado a no desesperar pero que hasta la fecha
no ha tomado cartas en el asunto. Hay dos menores españolas en Rumanía
sustraídas por su madre y Rajoy se limita a pedirle paciencia.
En el último mensaje intercambiado, hace tres meses, le preguntan sobre ‘’cómo
ha evolucionado la situación de sus hijos en estos días. Quedamos a la
espera’’.
A la espera está Antonio de volver a reunirse con sus pequeñas Rocío y
María. En un grito desesperado, este padre quiere enviarle un mensaje a
‘’Le pido que se ponga la mano en el corazón, que él es padre también y a mí
me han quitado dos niñas pequeñas. Él me dijo que me esperara a que la
Justicia actuase. Ya me he esperado, tres sentencias. ¿Qué más quiere?’’.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como
tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a
contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida
con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es
fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos
postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos
ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes
a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras,
infórmate aquí. http://gaceta.es/hacer-una-donacion/
Loading...